lunes, 10 de diciembre de 2012

Clásico Navideño - Galletas de Jengibre

Ya ha entrado diciembre y yo he estado un poco perdida de aquí. Entre la feria de BCN & Cake y un resfriado a la vuelta del viaje... he estado fuera de combate. Pero ya estamos con pilas recargadas.
En navidad el chocolate es el rey, pero en mi memoria también lo son la canela, el jengibre, la manzana y los jelly nougats de Brachs. Por eso para retomar un poco los clásicos que vamos publicando y traer una receta típica de navidad (ideal para hacer con niños) hoy traemos las tradicionales galletas de jengibre.

Con esta receta se puede hacer la "casita de galletas", cortando las galletas con las formas de paredes, techo, etc., y luego decorando con gominolas, chuches, glasa real...
¡A la cocina!

Galletas de Jengibre (adaptada de Joy of Baking)

Ingredientes
390 gr (3 tazas) de harina
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela
1/4 cucharadita de nuez moscada
125 grs (1/2 taza o 1 barra) de mantequilla a temperatura ambiente
100 grs (1/2 taza) de azúcar
1 huevo
160 ml (2/3 taza) de melaza (miel de caña)

Preparación
Mezcla la harina, sal, bicarbonato, jengibre, canela y nuez moscada en un bol mediano.
Monta la mantequilla con el azúcar con una batidora eléctrica (de mano o de mesa), durante 2 minutos aproximadamente. Añade el huevo, despega los bordes y añade la melaza. Despega los bordes y bate hasta incorporar completamente. Por último echa la mezcla de harina y especies. Bate hasta que se forme una masa compacta. Divide la masa en dos y envuelve en papel film y lleva al frigorífico por 1 hora (lo puedes dejar hasta el día siguiente).
Calienta el horno a 180ºC (350ºC). Cubre una bandeja con papel de horno.
Enharina una superficie lisa y limpia y extiende la masa en ella con un rodillo. Corta con la forma que desees (yo usé este) y colócalos sobre la bandeja con papel de horno. Hornea durante 8-12 minutos (más crujientes, más tiempo, más suaves, menos tiempo). Deja enfriar sobre una rejilla y decora a tu gusto. Puedes usar glasa real o espolvorear con azúcar glass para decorar.
¡A comer!

domingo, 18 de noviembre de 2012

Mi AIG 2012 - Cheesecake de Calabaza

Ya tengo aquí mi AIG y está estupendo!!!!
Para los que no estáis en el mundo de los blogs el AIG es el Amigo Invisible Gastronómico. Es un amigo invisible que celebramos los blogueros de cocina en español. El proceso es el siguiente: nos "inscribimos" enviando un mail con nuestros datos y unas semanas después recibimos los datos de otro bloguero que será nuestro amigo invisible, para enviarle un regalito de interés gastronómico y alguna cosa especial.

Pues esta semana he recibido el mío, que me lo envía Verónica de La Cocina de Verónika. Os recomiendo que deis una vuelta por allí, yo ya compré las cosas para hacer su "Sepia con Patatas" (que también sé cocinar salado). 
Verónika parece que estuvo unos días antes en mi cocina, o más bien en mi cabeza. De las cosas que me ha mandado hay una en particular, la más sencilla, que la necesitaba con urgencia pero seguramente no me la compraría nunca o en mucho tiempo: la manopla de silicona! Llevo semanas quemándome las manos (tanto hornooo!!!) pues las manoplas de tela ya no me son suficiente, las quemo, rompo... y aunque había visto las de silicona, seguro al comprar nuevas hubiera vuelto a comprar de tela. El resto de cosas que componen mi "regalito" están geniales, ya estoy viendo qué hacer para traeros una receta para estrenarlos.
Hoy traigo una receta que me sorprendió mucho positivamente, el Cheesecake de Calabaza. Como no estoy tan acostumbrada a hacer comidas diferentes en cada temporada (vengo de un verano eterno en mi isla) no me enloquecía la idea de hacer un postre de temporada como tal. Pero algo me llamó la atención de esta receta que me animé a hacerla y SORPRESA! qué buena está. 

Yo lo corté en círculos para poner en una cena informal con amigos, pero podéis hacerlo en un molde desmoldable y servirlo completo. En la nevera dura hasta una semana, sacarlo un rato antes de comerla para que se ponga a temperatura ambiente. Puedes ponerle nata montada, pero por sí solo ya está bueníiiiiiisimo.
¡A la cocina!

Cheesecake de Calabaza

Ingredientes
200 grs de calabaza
Agua
3 huevos
120 gr (1/2 tz) de azúcar morena
2 cdas de nata para montar
1 cdta. de extracto de vainilla
120 gr (1/2 tz) de azúcar blanca
1 cda de maizena
1 1/2 cdta de canela
1/2 cdta de jengibre
1/2 cdta de nuez moscada 
1/2 cdta de sal
Para la base de galletas:
200 de galletas María
125 grs (1/2 tz o 1 barra) de mantequilla derretida
60 gr (1/4 tz) de azúcar blanca

Preparación
Lo primero que debes hacer es preparar un puré de calabaza. Para ello debes poner a hervir la calabaza en una olla grande con agua suficiente. Cuando esté suave retira del fuego y machaca con un tenedor o pasa por el pasa-purés. Deja enfriar completamente para usar en el cheescake. Este puré lo puedes hacer el día antes y guardarlo en la nevera en un recipiente hermético.
Calienta el horno a 200ºC (400ºF). 
Tritura las galletas María en la minipimer o el procesador de alimentos. Cuando estén todas las galletas trituradas añade el azúcar y la mantequilla derretida y pulsa por 1-1,5 minutos más, hasta que esté todo mezclado. Coloca la mezcla en un molde desmoldable de 25 cm (10 pulgadas) de diámetro o uno cuadrado de 22 x 22 cm (9 x 9 pulgadas) aprox. Presiona las galletas con la yema de los dedos y cubre toda la superficie. Hornea durante 7 minutos o hasta que esté un poco dorado. Retira del horno y baja la temperatura a 160ºC (325ºF).
En un bol grande mezcla el puré de calabaza, los huevos, el azúcar morena, la vainilla y la nata.
En otro bol grande bate con la batidora eléctrica o con una batidora de pie el queso, azúcar blanca, sal, nuez moscada, jengibre, canela y la maizena. Bate hasta que esté cremoso y añade poco la mezcla de la calabaza. Continúa batiendo unos minutos hasta que se haya mezclado todo y no tenga grumos. Echa la mezcla en el molde sobre la base de las galletas y hornea por 1 hora o hasta que los bordes de hayan despegado.
Deja enfriar completamente, guárdalo en la nevera si no lo vas a servir inmediatamente. Si usas un molde desmoldable desmolda para servir, si usas un molde cuadrado puedes cortar en cuadraditos o con cortadores de galletas para servir como bocaditos.
¡A comer!

domingo, 11 de noviembre de 2012

Día Internacional del Brownie- Ultimate Brownies

Hoy es el Día Mundial del Brownie!!!! El año pasado participé con nuestro Brownie Clásico. Para mí el brownie clásico de toda la vida ya está de muerte, pero claro, a veces tenemos que darle una vuelta más de tuerca y ahí ha venido el reto para mí: hacer un brownie distinto al que ya os presenté el año pasado. 

Llevo semanas dándole vueltas a la cabeza, sin estar convencida con nada, creo que he cambiado de idea unas cuatro veces. Finalmente he optado por una receta con dos de las cosas que más me gustan: la Nutella y el caramelo. La unión de un brownie con caramelo y Nutella es lo MÁS, es lo ÚLTIMO, no, lo siguiente a lo último... por eso la he bautizado como Ultimate Brownies, a pesar de que la receta original es "Brownie con caramelo, Nutella y avellanas". 
Sinceramente, esta receta es para repetirla y guardarla y compartirla y volver a hacerla...
Para el relleno de caramelo podéis usar de los que venden ya hechos, pero yo he preferido preparar una salsa casera, por eso os pongo esa receta primero, pues es necesario tener el caramelo listo antes de hacer los brownies.
¡A la cocina!

Salsa de Caramelo
Puedes hacerla varios días antes pues dura hasta un mes en la nevera en un envase cerrado. Cuando la vayas a usar la calientas unos segundos en el microondas, la mueves un poco y lista para usarse.  Esta salsa  la puedes utilizar sobre helado, frutas, tartas o para comértela directamente por lo buena que está. Una cosa importante, usad mantequilla sin sal, que si tiene sal puede dar un poco de amargor al caramelo.

Ingredientes
240 gr (1 tz) de azúcar
90 gr (3/4 de barra o 6 cdas) de mantequilla SIN sal con un alto por ciento de materia grasa
120 gr (1/2 tz) de nata para montar* (un 35% de materia grasa o más)
1/2 cdta de sal

Preparación
Pon en una olla mediana, de fondo grueso, el azúcar a fuego medio. Mientras se funde hazle movimientos giratorios/circulares a la olla, de forma que el azúcar que está sin fundir arriba pase debajo y se vaya fundiendo y la que está fundida no se queme (vueltas a la olla directamente, no con una cuchara, que a la cuchara se le pega el caramelo). Recomiendo que no dejes la olla sola ni un instante pues es muy fácil que el caramelo se queme. El caramelo estará en su punto cuando tenga un color dorado intenso. Mucho ojo, que si te pasas unos segundos sabrá a quemado.
Inmediatamente el caramelo haya llegado al punto deseado retira del fuego y añade la mantequilla moviendo con una cuchara de madera o una espátula de goma resistente al calor. Cuando esté completamente incorporada añade la nata y continúa moviendo hasta que se haya mezclado bien. Por último añade la sal y termina de mezclar. 
Puedes añadir un poco de sal al servir o usar la salsa y tendrás un "salty caramel" que está muy de moda. Para la receta completa es suficiente media cucharadita.

*En América Latina se conoce como crema de leche, en inglés es heavy cream.

Ultimated Brownies  (Receta original de bell'alimento) - 6 Brownies grandes

Ingredientes
75 gr (1/2 tz) de harina 
1/4 cdta de polvo de hornear (levadura en polvo - Royal)
35 gr (1/3 tz) de cacao puro en polvo
1/4 cdta de sal
65 gr (1/2 barra o 1/4 tz) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
240 gr (1 tz) de azúcar
2 huevos
1 cdta de extracto puros de vainilla
80 ml (1/4 tz) de Salsa de Caramelo (receta más arriba)
80 ml (1/4 tz) de Nutella derretida (15 segundos en el microondas)
Avellanas troceadas para decorar 

Preparación
Calienta el horno a 180ºC (350ºF). Prepara un molde para horno de 26x20 cm aproximadamente (10x8 pulgadas), cubriéndolo con un poco de grasa (mantequilla, manteque vegetal, aceite o spray desmoldante) y encima pon papel de horno, dejando suficiente por los lados para si quieres desmoldarlo completo puedas usar el papel sobrante de los laterales como asa. Reserva.
En un bol mediano mezcla la harina, polvo de hornear, cacao y sal. Reserva para luego.
Con una batidora eléctrica (preferiblemente) monta la mantequilla con el azúcar en un bol mediano-grande (o en una batidora de pie), 1-2 minutos, añade los huevos uno a uno, despegando los bordes del bol. Agrega la vainilla y bate hasta incorporar. Por último añade la harina y mezcla hasta incorporar completamente.
Echa la mitad de la mezcla en el molde que has preparado con el papel de horno. Alisa bien, cubriendo el fondo del molde completamente. Echa la salsa de caramelo, que cubra toda la masa, dejando 1,5-2 cm (1 pulgada) de los bordes sin cubrir (mientras se hornea se expanderá un poco el caramelo, así evitas que se peque a los bordes al enfriarse). Cubre el caramelo con el resto de masa que te queda.
Hornea durante 25-30 minutos o hasta que al introducir un cuchillo o un palillo éste salga limpio. Deja enfriar preferiblemente en una rejilla.  
Corta con la forma que desees, hazle unos pequeños huequecillos con la yema del dedo y vierte la Nutella derretida encima junto con las avellanas.
¡A comer! 

martes, 30 de octubre de 2012

Halloween!!! - Cupcakes de Especies con Frosting de Queso Crema

Ha llegado una de las fechas más importante del calendario festivo estadounidense: Halloween. 
Aunque se trata de una fiesta de los países anglosajones, en Sweet Lola no la dejamos pasar por alto pues su forma de celebrarlo en la actualidad además de divertida es muy vistos y ¡DULCE! 
Ya os conté el año pasado cómo lo celebraba cuando era niña, que salía por mi barrio de "trick or treating" con mi inseparable calabaza de jack-o-lantern en mano (de plástico para guardar los dulces). Por eso ella fue la protagonista. 

Hoy el honor se lo rindo a las brujas. Hasta la adolescencia me disfrazaba cada año de bruja: una bata negra, que no tengo ni idea de quien era pero que estaba por casa y aunque hubiera crecido me seguía quedando grande, el pelo escaldado y teñido con spray verde, maquillada con ojeras (que hoy no me haría falta maquillármelas) y un súper sombrero de bruja. Negro, puntiagudo, que el resto del año mi madre no sabía donde guardarlo que no se estropeara pues era muy rígido. Por ellas y ese sombrero que ponía el toque es esta receta de Cupcakes de Especies con Frosting de Queso Crema coronadas con un sombrero de bruja.
¡A la cocina!

Cupcakes de Especies Con Frosting de Queso Crema
Ingredientes
Para 12 Cupcakes (Receta de Sweet Lola)
1 cda de canela molida
1/2 cdta de jengibre en polvo
1/4 cdta de nuez moscada
150 gr (1 tz) harina
1 cdta de polvo de hornear 
1/4 cdta sal

125 gr (1 barra o 1/2 tz) de mantequilla a temperatura ambiente
120 gr (1/2 tz) de azúcar morena
2 huevos
80 ml (1/8 tz) de leche
1/2 cdta de extracto de vainilla

Preparación
Calienta el horno a 180ºC (350ºF) y prepara una bandeja de 12 cupcakes con cápsulas de papel.
Mezcla la canela, jengibre y nuez moscada. Tamiza la harina con la sal, el polvo de hornear y 1/2 cucharada de la mezcla de las especies que acabas de preparar. Lo que te sobre de la mezcla de especies puedes aprovecharlo en el café.
En un bol grande monta la mantequilla con el azúcar con la batidora eléctrica. Bate durante unos minutos hasta que hayan duplicado su volumen. Añade los huevos y bate bien. Despega los bordes y vuelve a batir para que los huevos estén bien incorporados. Añade el extracto de vainilla a la leche. Agrega la harina a la mezcla de la mantequilla en tres golpes, intercalando la leche, de forma que empieces y termines con harina. Realiza la última incorporación de harina a mano.
Rellena la bandeja que has preparado y hornea durante 17-20 minutos. Deja enfriar en una rejilla y decora con el frosting de queso crema a tu gusto.
Para la decoración hemos usado la boquilla 3M de Wilton, colorante verde neon de Betty Crocker.
¡A comer!  

viernes, 26 de octubre de 2012

Cake Pops o Piruletas de Bizcocho

Las cakes pops son una de las innovaciones más divertidas que puede haber. Son bizcochos con un palito y cubiertas de chocolate o azúcar. Donde quiera que están causan sensación. Es un bocadito pequeño que está delicioso y es muy práctico comerlo. Estupendas para tus mesas dulces.

Ni hablar de la reacción de los pekes. ¡Encantados! Pueden ir correteando y jugando con su piruleta en la mano sin tener que sentarse a comerse un pastel. 
Son ideales para hacerles decoraciones variadas, desde caritas de personajes hasta animales, objetos... vuestra imaginación es el límite. Para ideas infinitas os recomiendo pasar por la página de Bakerella, que es quien ha popularizado (y es una fuente inagotable de ideas y modelos) estas piruletas.
Mientras tanto os dejo con mis humildes y poco pretenciosas Cake Pops, que son muy básicas, para que luego las decoréis vosotros. Eso sí, os garantizo que están buenísimas.

Podéis usar cualquier tipo de bizcocho, de los que vienen hechos, de los que mezclas tú, tu receta favorita... Todos valen. De crema (buttercream) también puedes usar la que quieras. Combina los sabores de bizcocho con buttercream cómo se te ocurra, recuerda que tu imaginación es el límite.
¡A la cocina!

Cake Pops
Para el bizcocho (de chocolate)
90 ml (3/8 taza) de café fuerte muy caliente
120 ml (1/2 taza) de leche
55 gr (1/2 taza) de cacao en polvo sin azúcar
225 gr (1 1/2 taza) de harina
1/2 cdta de bicarbonato de sodio
1/4 cdta de sal
188 gr (1 1/2 barra) de mantequilla sin sal
300 gr (1 1/4 taza) de azúcar
1/2 cda de extracto de vainilla
2 huevos

Preparación
Calienta el horno a 180ºC (350ºF).
Engrasa un molde cuadrado de 25x25 cm (10"x10" aprox).
Tamiza el cacao en polvo y mezcla con el café caliente y la leche hasta que el cacao esté disuelto. Deja enfriar.
Tamiza la harina, el bicarbonato de sodio y la sal, reserva.
En un bol grande monta la mantequilla con el azúcar hasta que dupliquen su volumen y sea una mezcla ligera. Añade el extracto de vainilla y despega la mezcla de los bordes. Continúa batiendo hasta que se haya mezclado todo. Añade los huevos uno a uno y despega los bordes del bol después de cada adición. Sin dejar de batir agrega la mezcla de chocolate y despega los bordes. Si en este punto la mezcla se te pone muy líquida e incluso pudiera parecerte que se ha cortado, no te preocupes, es normal. Por último, con la batidora al mínimo añade la harina tamizada y bate unos segundos. Termina de mezclar a mano y pon en el molde que has preparado. Hornea durante 25 minutos o hasta que al insertar un cuchillo en el centro del bizcocho éste salga limpio.
Deja enfriar sobre una rejilla para luego poder hacer las Cake Pops.

Para el buttercream de chocolate (frosting)
188 gr (1 1/2 barra) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
450 gr (3 1/2 tazas) de azúcar glass
110 gr (1 taza) de cacao en polvo sin azúcar
120 ml (1/2 taza) de leche
1 cdta de extracto de vainilla

Preparación
En un bol mediano acrema la mantequilla con la batidora eléctrica. Tamiza el azúcar y el cacao y añade a la mantequilla acremada. Añade la leche y el extracto y bate todo durante unos minutos. Aquí te aconsejo tapar con una toalla de cocina el bol y la batidora, pues el cacao y el azúcar te ensuciarán toda la cocina. Una vez se haya formado una crema suave y lisa tienes tu buttercream listo.

Para las Cake Pops
Bizcocho que has preparado
Buttercream 
Chocolate (blanco) para fundir o Candy Melts
Colorante alimenticio (opcional)
Bandeja de poliestireno 

Preparación
Prepara una bandeja que te quepa en el congelador, con papel de horno. Reserva.
En un bol grande desmenuza el bizcocho hasta convertirlo en migajas. Esto lo puedes hacer con la mano o con ayuda de un tenedor, lo que te sea más fácil. Añade un poco del buttercream y mezcla bien. Continúa añadiendo buttercream hasta que la mezcla tenga una textura que te permita hacer bolas (como albóndigas) y no se agriete. Si se agrietan añade un poco más de buttercream. Yo aconsejo añadir el buttercream poco a poco y mezclar bien. La mezcla la puedes hacer con la parte de atrás de una cuchara, o si no te importa ensuciarte mucho las manos, con las manos.
Con esta mezcla haz bolas de 2,5 cm (1") de diámetro y coloca en la bandeja que has preparado con papel de horno. Para colocarle el palito funde un poco del chocolate o candy melts y mete la punta de cada palito en el chocolate fundido, para luego introducirlos en cada bolita. Lleva la bandeja al congelador durante media hora para que se fijen. 
Funde el chocolate o candy melts siguiendo las recomendaciones del fabricante. Si lo haces en el microondas recomiendo que los pongas unos 30 segundos y repitas, hasta llegar al punto que deseas. Es muy fácil que el microondas queme el chocolate blanco. Si vas a colorear tu chocolate ahora es cuando debes añadir el colorante alimenticio. Con mucho cuidado mete las piruletas en el chocolate fundido, girándolas lo necesario para que queden completamente cubiertas y que caiga el exceso de chocolate que puedan tener. Clávalas en la bandeja de poliestireno y deja que se endurezcan. Una vez esté el chocolate duro puedes manipularlas y decorarlas a tu gusto.
¡A comer!



miércoles, 3 de octubre de 2012

Un añito!!! - Layer Cake de Arco Iris

La semana pasada hemos cumplido un año en el blog y con los preparativos de la Carrera Nocturna del Guadalquivir se nos olvidó celebrarlo con vosotros. Un año se cuenta rápido: 12 meses, 52 semanas, 365 días, 51 entradas y 40 y tantas recetas, pero para mí ha sido más que eso. Ha sido un año de proyectos constantes, ganas de indagar, averiguar, probar cosas nuevas, vencer a la página en blanco... 

Ojalá este año de Sweet Lola haya sido tan divertido y enriquecedor para vosotros como lo ha sido para mí. A través del blog he mejorado mis recetas, aprendido nuevas, fracasado en unas cuantas, investigado sobre fotografía de alimentos y su estilismo, trabajado en mi perseverancia (mi gran talón de Aquiles)... He compartido con vosotros muchas de las cosas que han pasado durante este año y rememorado muchos recuerdos. He contado costumbres y tradiciones de mi isla y de mi patria de adopción que deseo os hayan cautivado o al menos parecido interesantes.

Por todos esto que hemos vivido con vosotros y por muuuuchas más anécdotas de dentro y fuera de la cocina que están por venir hoy soplamos nuestra primera vela con un Layer Cake de Arco Iris, que es uno de los pasteles más alegre y vistoso que podemos hacer.
¡Gracias por estar ahí y a la cocina!

Layer Cake de Arco Iris (Receta Adaptada de Whisk Kid y Joy of Baking)

Ingredientes
375 grs (1 1/2 tz o 3 barras) de mantequilla a temperatura ambiente
360 grs (1 1/2 tz) de azúcar
1 1/2 cdta de extracto de vainilla
6 huevos
450 grs (3 tz) de harina
3 chdtas de levadura en polvo (polvo de hornear)
1/2 cdta de sal
90 ml (3/8 tz) de leche
Colorantes: Rojo, Naranja, Amarillo, Verde, Azul y Morado (o los colores de tu elección)

Para el frosting hemos usado nuestra receta de buttercream de vainilla

Preparación

Calienta el horno a 180ºC (350ºF). Engrasa seis moldes de 15 cm (6'') de diámetro. Si no tienes 6, que sería lo más normal, puedes engrasar los que tengas, al terminar de usarlos los lavas y vuelves a engrasar para continuar con las layers (capas) que te falten.
Tamiza la harina con la levadura y la sal, reserva.
Con tu robot de cocina o con la batidora eléctrica de varillas, monta la mantequilla con el azúcar hasta que esté ligera y haya duplicado su volumen (3-5 minutos aproximadamente), despegando los bordes cada vez que sea necesario. Añade la vainilla y los huevos uno a uno. Despega bien los bordes para mezclar bien todo. Al terminar de añadir los huevos la mezcla estará aguada, no te preocupes, es normal. Baja la velocidad de la batidora al mínimo y añade la harina en tres golpes, intercalando con la leche, empezando y terminando con harina. Cuidado de no batir mucho, pues los bizcochos quedarían duros. Te recomiendo que al añadir la última parte de la harina dejes que se mezcle el mínimo (unos segundos basta) y dejes de usar la batidora eléctrica y termina de mezclar con una espátula.
Divide la mezcla en 6 partes iguales. Para esto me ayudo de la balanza, pesando mi mezcla completa y dividiendo el peso entre 6 para saber el peso que debe tener cada parte. Colorea cada parte con un colorante alimentario diferente. Echa cada parte coloreada en los moldes que has preparado y hornéalas por 27 minutos o hasta que al introducir un palillo éste salga limpio.
Dejar enfria los bizcochos en una rejilla durante 5 minutos y dales la vuelta sobre la rejilla para desmoldarlos. Déjarlo reposar hasta que estén completamente fríos.
Prepara el frosting que vayas a usar. Nosotros hemos usado nuestro buttercream de vainilla, pero puedes usar merengue italiano, buttercream de merengue, o cualquiera que te guste.
Con el bizcocho frío puedes montar el layer cake. Con un cuchillo de pan o un hilo de pescar (hilo nylon) corta la parte de arriba de cada bizcocho para nivelarlos y que estén planos. Coloca uno de los bizcochos sobre el plato en que lo vas a presentar (empezamos por el morado), con la parte que has cortado hacia arriba, cubre con frosting alisando la superficie completa. Coloca otro de los bizcochos, con la parte cortada hacia abajo, cubre con frosting y alisa. Repite este proceso con todos los bizcochos colocando la parte que has cortado hacia abajo (la lisa del molde deberá ser la de más arriba). Coloca un poco de frosting en los laterales y la parte de arriba del pastel y alisa con una espátula lisa, retirando todo el exceso a fin de dejar una capa muy fina, que nos permita sellar las migajas de pastel, para que no nos arruinen la decoración. Llévalo a la nevera 20-30 minutos para fijar las migajas. Prepara la manga pastelera con la boquilla que desees, y rellénala  con el frosting. Nosotros hemos puesto más frosting, lo hemos alisado con la espátula y por último hemos espolvoreado con fideos de colores.
¡A comer!

martes, 25 de septiembre de 2012

M'apunto - AIG 2012

Ya ha llegado una de las actividades bloggeras que más ilusión me hacen. Se trata del AIG 2012, que no es más que el Amigo Invisible Gastronómico.  El año pasado no pude participar por que Sweet Lola aún era un blog en pañales. Pero este año ya síííí que podemos.
En las próximas semanas me enviarán un email con los datos del blogguero a quien regalaré. El regalo debe consistir como mínimo en tres cosas: algo hecho por mí, de mi zona, gusto personal..., algo culinario y una tarjeta de felicitación. Toda la idea del proyecto me está emocionando! Con lo que me gustan a mí estos inventos. En próximas entradas os iré contando mis planes. Para más detalles podéis visitar la entrada de Mis Recetas Bordadas sobre el AIG 2012.
Logo hecho por France, la madre de Palmira de Come Conmigo El Blog de Palmira



jueves, 13 de septiembre de 2012

Otro Clásico - Mantecaditos


Los mantecaditos son unos bocaditos pequeños, hermanos de las galletas y primos lejanos de los polvorones. No son un clásico per se, pero en mi isla son muy comunes, tanto que ya no están de moda si no que son un poco retro o más bien melancólicos. 

Hay un día que amaneces añorando ese sabor dulce con un equilibrio perfecto de sal, que se te deshace en la boca de crujiente y suave al mismo tiempo y no te queda de otra que meterte a la cocina y prepararlos, pues los que venden por ahí no están ni la mitad de buenos que los caseros y tampoco es que abundan.

Me arriesgo a decir que es lo más fácil que se puede hacer. Se hace una mezcla que no necesita batido, haces bolitas y pal' horno.
¡A la cocina!

Mantecaditos (Receta modificada de Mujer 2000 de Silvia de Pou)
Ingredientes
300 grs (2 tz) de harina (un poco más si es necesario)
240 grs (1 tz) de azúcar
1/2 cdta de sal
165 grs (3/4 tz) de aceite
Fideos o grageas de colores (opcional)

Preparación
Calienta el horno a 180ºC (350ºF). Cubre una bandeja de horno con papel para hornear.
Tamiza la harina con la sal, añade el azúcar y mezcla bien. Luego añade el aceite poco a poco hasta formar una masa suave fácil de manipular. Si está muy líquida que no puedas hacer bolitas añade más harina, si aún está seca que no sea una masa añade un poco de aceite.
Forma bolitas pequeñas (2,5 cm - 1") apretadas con la masa y colócalas en la bandeja de horno, separadas entre sí por unos centímetros. Con el dedo índice presiona en el centro de la bolita para hacer un hoyito, cuidando que no se rompa la bolita y rellena con los fideos o grageas de colores.
Hornea durante 9-10 minutos o hasta que los bordes tengan algo de color.
¡A comer! 

lunes, 27 de agosto de 2012

No Estaba Muerta... - Cupcakes de Limón y Frambuesa

...Ni estaba de parranda, ni de vacaciones. Estaba sin interneeeeettt (interneeeeeeeeerllttt). Cuando no era una cosa era otra y hemos estado dos semanas sin internet, medio comunicado por los móviles hasta que el viernes petó mi móvil (pero se arregló solo unas horas después).

Por eso nuestro silencio de rectas. Pero aquí estamos de vuelta, con una receta y con varios kms más corridos. Visitad nuestra página de Facebook para que echéis un vistazo a las galletas, que esta semana iremos actualizando con los kms que hemos corrido mientras estábamos desconectados.

¡A la cocina!

Cupcakes de Limón con Frosing de Frambuesa (12 cupcakes)
Ingredientes
125 grs (1 barra o 1/2 tz) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
120 grs (1/2 tz) de azúcar
2 huevos
150 grs (2 tz) de harina
1 cdta. de levadura en polvo (Royal)
1/8 cdta. de sal
Rayadura de medio limón
1/8 tz de zumo de limón

Preparación
Calienta el horno a 180ºC. Prepara 12 moldes de cupcakes con cápsulas de papel.
Tamiza la harina con la levadura en polvo, la sal y la rayadura de limón.
En un bol mediano monta la mantequilla con el azúcar con la batidora eléctrica y bate durante 2-3 minutos o hasta que hayan duplicado su volumen. Añade los huevos uno a uno, despegando los bordes del bol. Añade la harina en tres golpes, intercalada con el zumo de limón, empezando y terminando con la harina. Cuando incorpores el último golpe de harina deja de usar la batidora eléctrica y termina de mezclar a mano.
Rellena los moldes de cupcakes hasta 2/3 de su capacidad con la masa y hornea durante 17-19 minutos. Saca del horno y deja enfriar en una rejilla.

Frosing de Frambuesa
125 grs (1 barra o 1/2 tz) de mantequilla a temperatura ambiente
230 grs (2 tz) de azúcar glass
2 cdas de leche
1/2 cdta de esencia de frambuesa
Colorante alimenticio rosa (opcional)

En un bol mediano bate la mantequilla hasta tenerla muy suave, con la batidora eléctrica. Añade la esencia de frambuesa y mezcla bien. Agrega el azúcar glass y la leche y bate hasta obtener un frosting cremoso y ligero. Si lo quieres con más consistencia añade azúcar, si lo quieres más líquido añade leche. Colorear con el colorante alimenticio si lo lo estás usando.
Decora los cupcakes con el frosting con manga pastelera y la boquilla de tu preferencia. En las fotos hemos decorado con una espátula lisa.
¡A comer!

jueves, 9 de agosto de 2012

Tenacidad - Helado de Vainilla

En mi media isla estamos que no cabemos de alegría (yo incluida aunque esté a 8000 kms). En una misma noche ganamos una medalla de oro y una de plata en los JJOO. Para nosotros eso no es mucho, es infinito. Representan un tercio de toooodas las medallas de nuestra historia (6 en total).
La medalla de oro la ganó Félix Sánchez en 400 mts vallas, igual que hizo en Atenas 2004 (ese que ha salido en todas las televisiones llorando como un niño en la entrega de medallas, aquí explican muy bien el por qué). La de plata fue en 400 mts lisos ganándola Luguelin Santos. 

Como estoy tan lejos de mi tierra hasta las rondas de clasificación no tenía ni idea de quien es Luguelín Santos. Tiré de internet y me enteré de su palmarés (7 medallas entre Panamericanos, de Juventud y mundiales Junior) y ahora suma una medalla de plata olímpica con tan solo 18 años. Bastante impresionante, no?
Pues no. Lo impresionante es la historia de ese chico. Nació y creció en un pueblo al norte de Santo Domingo, que no se caracteriza por su fuerza económica precisamente. Empezó a correr con 7 años, alentado por una prima mayor que practicaba atletismo. Entrenaba descalzo y muchas veces sin haberse llevado nada a la boca. En una entrevista de hace unos años Luguelín contaba que cuando daban el receso a media mañana él se quedaba dentro del aula para no ver a los demás comiendo, por qué el no había desayunado y no tenía nada para merendar. No tengo palabras para describir su casa y el lugar donde descansaba. Los lectores que conocen las zonas pobre de latinoamérica saben a que tipo de viviendas me refiero: techos y paredes agujereados, suelo de barro...
Cuenta su madre que hace tan solo 4 años clasificó para el torneo de escolares que se haría en una ciudad del sureste del país. Para esa competencia no tenía zapatillas, pero le regalaron unas usadas el día anterior, que él mismo cosió. Se fue a entrenar esa tarde y allí se les rompieron, volvió a coserlas para la competencia y se le volvieron a romper. Pero sus vicisitudes para llegar a esa competencia no quedan ahí,  tenía que desplazarse a la ciudad del torneo y para el billete de bus necesitaba 6€ que su madre no tenía. Una señora del barrio le dió 2€ y aún así su madre no tenía para darle los otros 4€ que le faltaban. En la tarde otra persona del barrio le dio el resto del dinero. 
Dice su madre que para ella ha sido muy fuerte no poder darle a su hijo el mínimo que necesitaba para competir, que era lo único que él quería, que "si tú lo enseñas desde niño a pasar hambre... pero si quiere ir a una competencia y tú no se lo puedes facilitar", eso para ella ha sido lo más grande, que no tengas ni siquiera para que se compre una botella de agua. Finalmente en esas condiciones se fue a su torneo escolar y ganó el primer lugar. Volvió a casa entre burlas por sus zapatillas rotas, pero ya siendo campeón. Cuatro años después se colgó su primera medalla olímpica (de muchas otras que seguramente ganará).

Con ese ejemplo de tenacidad me quedo y os traigo un clásico que es imprescindible tener una buena receta: Helado de Vainilla. No hay comparación entre un helado casero y uno comprado, para conseguir el mejor helado de vainilla he tenido que probar varias recetas, esta que os traigo es la mejor con diferencia. Yo tengo esta heladera que me ha dado muy buen resultado. Una cosa importante al hacer helado en casa es que la receta sea de proporciones adecuados a tu heladera. La mía por ejemplo es pequeña y debo reducir las recetas normalmente a la mitad. Si echas mucha cantidad de crema a una heladera pequeña se puede atascar e incluso desbordar y tener un desastre mas que un helado. 
¡A la cocina!

Helado de Vainilla (Adaptada de El Monstruo de las Galletas)

Ingredientes
1/2 Lt. (2 tz) de leche entera
4 yemas de huevo
100 grs (2/3 tz) de azúcar
1/2 vaina de vainilla

Preparación
Corta la vaina de vainilla por la mitad, a lo largo y raspa las semillas. Incorpora tanto las semillas como la vaina a la leche en una olla mediana y pon a fuego medio alto hasta que empiece a hervir. Al empezar a hervir retira del fuego y deja infusionar unos minutos.
Mientras tanto mezcla las yemas con el azúcar, sin llegar a batir, sólo mezclar. Añade la leche poco a poco y ve mezclando. Una vez esté todo mezclado lleva a fuego medio durante unos 10-12 minutos sin dejar de mover y sin que llegue a hervir, hasta que espese. Deja enfriar y lleva a la heladera siguiendo las instrucciones del fabricante. Si no tienes heladera lo puedes llevar al congelador y remover cada media hora durante 3 horas aproximadamente. 
¡A comer!






martes, 31 de julio de 2012

Buenos Todo el Año - "Pan" de Chocolate, Plátano y Nueces (Chocolate Banana Bread)

El nombre original de esta receta dice que es "Pan" (del inglés bread)  pero en realidad es una masa de bizcocho que horneamos en un molde de pan rectangular. De esta forma obtenemos un bizcocho más húmedo y denso que uno normal. Va lleno de sorpresas pues le hemos puesto tres tipos de chocolates en trozos y nueces.

Es una receta para que la podáis hacer todo el año. Como tenemos muchos seguidores del cono sur, que están en invierno mientras nosotros nos asamos por aquí, he pensado en este Pan de Plátano que en invierno es una delicia comerlo al salir del horno en tanto que en verano le ponemos una bola de helado de vainilla y un poquito de nata montada para tener la merienda más espectacular.
Os recuerdo que continuamos por Facebook con los microsorteos que comentamos en esta entrada. Daros una vuelta por allí para participar. La ganadora de esta semana ha sido Ary Beltrán Povea. ¡Suerte a todos!
Ahora... ¡A la cocina!
Pan de Chocolate, Plátanos y Nueces (adaptada de Allrecipes)
Ingredientes
125 grs (1 barra o 1/2 tz) de mantequilla a temperatura ambiente
240 grs  (1 tz) de azúcar
2 huevos
2 plátanos muy maduros (negros por fuera) machacados
1 cdta de vainilla
225 grs (1 1/2 tz) de harina
1 cdta de bicarbonato de sodio
15 grs (1/8 tz) de cacao puro en polvo
125 grs (1/2 tz) de yogurt griego
1/2 tz de chocolate con leche troceado
1/2 tz de chocolate blanco troceado
1/2 tz de chocolate negro troceado
1/2 tz de nueces picadas

Preparación
Calienta el horno a 180ºC (350ºF). Engrasa y enharina un molde rectangular de 22 x 12 cm (9"x5") y reserva.
Mezcla la harina, el cacao y el bicarbonato de sodio.
Mezcla los chocolates troceados con las nueces. Añade a esta mezcla una cucharada de la mezcla de harina, de forma que queden enharinados todos los trozos. Reserva
Mezcla con las varillas o con la batidora eléctrica la mantequilla con el azúcar, añade la vainilla. Una vez estén bien mezclado añade los huevos y luego los plátanos machacados. Agrega la harina, mezcla y agrega el yogurt. Añade los chocolates y nueces. 
Llena el molde que has preparado y hornea durante una hora aproximadamente o hasta que al introducir un cuchillo en el centro éste salga limpio.
Al sacarlo del horno puedes desmoldarlo unos cinco minutos después y comerlo caliente o dejarlo enfriar por completo y comer luego. Puedes calentarlo luego unos segundos en el microondas. 
¡A comer!


martes, 24 de julio de 2012

Micropost - Objetivo: 12k y Galletas Perfectas

Este es un micropost para pediros ayuda. Como os comenté estoy entrenando para hacer la Carrera Nocturna del Guadalquivir en septiembre. Son 12k y debo desarrollar resistencia para conseguirlo. Igualmente en mi parte culinaria debo practicar mucho la decoración de galletas para "dominar" ese arte. Por eso he decidido hacer un proyecto combinando ambos entrenamientos. 
No, no os asustéis no voy a correr mientras decoro galletas ni nada raro. En el entrenamiento de la carrera debo hacer cada fin de semana un entrenamiento de fondo en el que añada 1k más que la semana anterior y me he propuesto hacer galletas decoradas cada vez que aumente 1k. Me explico: este sábado pasado hice 6k y decoré galletas, este finde que viene debo hacer 7k y el plan es hacer otra partida de galletas decoradas... y así cada semana. 
Hasta aquí todo claro, pero aún no explico vuestra ayuda (con premio!). Cada semana colgaré en nuestra página de Facebook la foto de las galletas que he decorado al hacer 1k más y realizaré un sorteo entre vuestros comentarios, que el premio serán las próximas galletas decoradas (para que las recibáis frescas). Es decir que hoy cuelgo la foto de las galletas de los 6k y entre vuestros comentarios sortearé las galletas que haré este finde para los 7k y así sucesivamente cada semana hasta completar mi objetivo de 12k de carrera (y espero también tener una mejoría en las galletas decoradas). 
Para l@s más experimentados en decoración de galletas y en running (carreras) agradeceré mucho vuestros consejos y experiencias.
Para participar en los sorteos es necesario que residáis en España (Península y Baleares), ser fan de nuestra página de Facebook (darle a "Me gusta" arriba a la derecha) y dejar un comentario en la foto del sorteo activo (en el album Objetivo: 12k y Galletas Perfectas).
¡Os espero por facebook! 

lunes, 23 de julio de 2012

Hace Calor - Polos de Frambuesa y Yogurt

En Sevilla hace ya varias semanas que el calor está apretando y cuando yo, que vengo de una isla donde la temperatura media anual es de 30ºC con una humedad del 80-90%, digo que está apretando es por que de verdad está apretando.
Aquí el calor es seco, al salir a la calle tienes la sensación de que en vez de salir al exterior entras literalmente a un horno. Curiosamente (para mí) las casas si están cerradas se mantienen más frescas. En mi media isla el calor no perdona ni un solo rincón, por más recóndito que sea. El sol tropical calienta de verdad todo lo que hay en la superficie y a los pocos segundos ya sientes cómo te quema la piel, solo te alivia un poco la brisa fresca que a veces entra del Mar Caribe o en las zonas con muchos árboles.

Desde mayo tengo la heladera en el congelador lista para hacer un helado casero, pero no termino de ponerme en ello. El día menos pensado cojo el impulso y lo preparo, pero mientras tanto he cogido el impulso con los polos, que no tengo que preparar una crema inglesa ni enchufar heladera... Con un zumo ya vale.
Los primeros días los preparaba de limón, que siempre tengo en casa, y se hacen en un plis-plas, pero empecé a aburrirme. Recordaba que de pequeña mi madre los preparaba de cualquier zumo que nos gustara, pero tenía ganas de algo natural, que pudiera endulzar con sacarina. Así fue cómo se me ocurrieron estos polos, de frambuesa y yogurt. Es mi primera receta original, pues fui añadiendo, quitando y mezclando como me iba apeteciendo. El resultado ha sido muy bueno, mejor del que esperaba ya que conseguí unos polos con consistencia, con menos calorías que un helado y tan refrescante como ellos.

¡A la cocina!

Polos de Frambuesa y Yogurt (Para 7 polos) 
Ingredientes
200 grs (1 tz) de frambuesas
4 cdas de agua + 125 ml (1/2 tz)
3 cdas de edulcorante en polvo (puedes sustituir con azúcar)
500 gr (2 1/2 tz) de yogurt griego (puedes sustituir por cualquier yogurt, incluido bajo en grasas)

Preparación
Pon a fuego medio-bajo las frambuesas con dos cucharadas de agua. Deja en el fuego hasta que las frambuesas se deshagan, moviendo de vez en cuando. Añade las otras cucharadas de agua a medida que se sequen. Este proceso dura unos 10-12 min.  Retira del fuego y cuela las frambuesas para obtener el zumo. Añade una cucharada de sacarina (o dos de azúcar) al zumo y mezcla bien hasta que se disuelva completamente. Reserva dos cucharadas de zumo y añade los 125 ml (1/2 tz) de agua al resto del zumo. 
Rellena tus moldes de polo con una cucharada de zumo en cada compartimento y lleva al congelador por media hora.
Mientras tanto endulza el yogurt con el resto de edulcorante (o con azúcar al gusto) y divídelo en dos partes iguales. A una de ellas échale las dos cucharadas de zumo de frambuesa que has reservado. Mezcla bien. Guarda los dos yogurts en la nevera hasta que los vayas a usar.
Cuando el zumo se haya congelado un poco añade dos cucharadas del yogurt blanco (del que no has mezclado con zumo) y llévalo al congelador por media hora. Repite esto con el yogurt mezclado con el zumo de frambuesa y pínchalo con el palito de los polos con cuidado. Lleva al congelador por varias horas hasta que esté completamente congelado.
Para sacar de los moldes de polo moja o sumerge en agua a temperatura ambiente unos segundos y el polo saldrá del molde.
¡A comer!

martes, 17 de julio de 2012

Querer es Poder - Galletas Decoradas

Yo llevo la vida entera luchando contra mi falta de perseverancia. He tenido la suerte, o no sé si la mala suerte, de que casi todo lo que intento en la vida me sale bien a la primera. De niña era la que se llevaba todas las medallas de deporte en los campamentos, iba más adelantada que el resto de la clase (junto a dos compañeras más) cuando nos alfabetizaron, en clase de inglés también iba varios cursos por delante de los de mi edad... Pero como es natural a medida que van pasando los años ese "casi" se va haciendo más amplio y empezaban a ser más las cosas que se me resisten y a ser necesaria la perseverancia para poder alcanzar mis objetivos. 
Como de niña me acostumbré a que con poco esfuerzo las cosas me salían bien no conocí la perseverancia y he tenido que aprenderla y cultivarla de mayor. Por eso como diversión y para ejercitar mi perseverancia (y mi cuerpo, claro está) he decidido entrenar para hacer en septiembre la Carrera Nocturna del Guadalquivir, que son nada más y nada menos que 11,97 Km de carrera por Sevilla. Mi único objetivo es terminar la carrera, no aspiro a ningún tiempo, si no llegar a la meta.

Para lograr ese objetivo he de entrenar mucho y preparar mi cuerpo para esos casi 12k, al igual que me ha pasado con las galletas decoradas. A pesar de ser básicas en cualquier recetario a mí se me han resistido bastante. No la masa, ¡la decoración! La masa a la primera me quedó buena y como la decoración me salía bastante fea acababa espolvoreándole azúcar glass y quedaban monas. Yo no me podía conformar con eso y después de varios intentos fallidos empecé a ver vídeos, tutoriales, recetas y más recetas y por fin me van quedando decentes (nada que ver con bellezas como las de My Little Bakery) y he logrado vencer mi inercia anti-perseverancia. Al igual que para mis casi 12k, aún me queda mucho entrenamiento para perfeccionar y dominar el arte de galletas decoradas, que espero seguir compartiendo con vosotros los progresos.
¡A la cocina!

Galletas Decoradas
Para las Galletas (Receta de Tengo un horno y sé cómo usarlo)
300 grs (2 tz) de harina
1 huevo
150 grs (1 1/8 barra) de mantequilla a temperatura ambiente
70 grs (1/3 tz) de azúcar
Sal
1/2 cdta de vainilla

Preparación
Forra una bandeja de horno con papel para hornear y reserva.
Calienta el horno a 180ºC (350ºF).
En un bol grande con la batidora eléctrica monta la mantequilla con el azúcar durante 2-3 minutos. Añade la vainilla y despega los bordes, continúa añadiendo el huevo y por último la harina, batiendo hasta que se mezcle y se haga una bola. Si quieres, por que no tengas tiempo o te vaya mejor en otro momento, puedes envolver la masa y llevar a la nevera por varios días antes de preparar las galletas. 
Para preparar las galletas espolvorea una superficie lisa con harina o cúbrela con papel film. Extiende la masa con ayuda de un rodillo enharinado hasta el grosor que desees tengan tus galletas, yo recomiendo 1/2 cm (1/4'') más o menos. Corta con el cortador que elijas o con la punta de un cuchillo afilado haz cuadraditos. Coloca en la bandeja de horno que has forrado y hornea durante 12 minutos o hasta que empiecen a dorarse.
Saca del horno y deja enfriar sobre una rejilla. Si no tienes tiempo de decorarlas ese día puedas guardarlas en un envase hermético durante varias semanas. 

Para la Glasa Real - Royal Icing (Receta de Las Delicias del Buen Vivir
1 clara de huevo
220 gr (1 3/4 tz) de azúcar glass tamizada
1/2 cucharadita de vainilla
Colorante alimentario de los colores que desees decorar tus galletas

Preparación
Monta la clara de huevo a punto de nieve (que haga picos firmes) y añade el azúcar y la vainilla. Continua batiendo varios minutos, hasta conseguir un merengue espeso. Cuando no estés trabajando con el glaseado tápalo con una toalla húmeda, pues se seca y endurece muy rápido.

Para decorar
Una vez decidido el diseño y los colores que llevará separa tu glaseado en el número de colores que vas a trabajar y tapa cada bol con una toalla húmeda para que no se seque. Colorea cada bol con el color que hayas elegido. 
Para hacer el delineado de la galleta prepara tu manga pastelera con una boquilla del nº 2 o 3 y rellena con el glaseado. Una vez preparada la manga delinea tu galleta con el glaseado, solo el borde del diseño. Cuando te salgas del borde o te quede algún pico retira lo que ha quedado mal con un palillo de cocina. Deja secar. Una vez seca puedes pasar a rellenar.
Para rellenar añade unas gotas de agua a tu glasa para que esté más ligera y sea más fácil extenderla en la galleta. Cambia la boquilla a tu manda, por una nº 5 o si tienes un biberón de cocina úsalo para rellenar el diseños. Rellena la boquilla y pon un poco de glasa en el centro del diseño (de lo que has delineado) y extiéndelo con un palillo. Deja secar y repite con el resto de colores que lleve tu diseño.
¡A la cocina!


domingo, 8 de julio de 2012

Bars & Squares - Cuadraditos de Limón

El "american baking" (la traducción literal es horneado americano, pero se suele referir principalmente a sus postres horneados) tiene unos dulces conocidos como "Bars & Squares" que quiere decir "Barras & Cuadrados". Se trata de dulces que están a medio camino entre los bizcochos y las galletas. Suelen tener masa (como los bizcochos) y ser crujientes (como las galletas). Los más populares son los brownies pero la variedad es inmensa. Hay de frutas, de queso, de frutos secos, con trozos... Su característica principal es que se sirven cortados en cuadraditos o barritas. 

Cuando vayáis a hacer alguna receta de barras & cuadrados os recomiendo dos cosas: que uséis un molde de las medidas que indica la receta, pues de lo contrario tendrías que adaptar el tiempo y temperatura del horneado y no tendrían la altura que deben. En segundo lugar preparar el molde como indica la receta pues tendrás que desmoldarlos y si se pegan en la base del molde no tendréis ni cuadraditos ni barras, si no más bien migas.
Uno de mis cuadraditos preferidos son los de limón. Estos son del tipo de "dos pasos" pues llevan una base tipo tarta y encima un relleno. Los de "un paso" solo requieren la preparación de una sola masa que se hornea (el ejemplo perfecto son los brownies). 
Por ser uno de mis favoritos y por que su apetitoso gustillo de limón va muy bien en verano, os traigo la receta de "Cuadraditos de Limón", del libro Sweet Designs de Amy Atlas.
¡A la cocina!

Cuadraditos de Limón

Ingredientes
Para la base crujiente
112 grs (3/4 tz) de harina
112 grs (3/4 tz) de azúcar glas + extra para espolvorear
1/8 cdta. de sal
85 gr (2/3 de barra) de mantequilla fría y cortada en trozos de medio cm

Para el relleno de limón
360 grs (1 1/2 tz) de azúcar
40 grs (1/4 tz) de harina
2 cdtas de maizena
118 ml (1/2 tz) de zumo de limón natural (2-3 limones aproximadamente)
4 huevos

Preparación
Calienta el horno a 180ºC (350ºF).
Engrasa con mantequilla un molde de 20 x 20 cm (8'' x 8'' - yo usé este y mi tiempo de horneado del relleno fue de 35 min). Coloca encima un pedazo de papel de plata (aluminio) en la base del molde, acomodándolo en las esquinas y dejando que sobre papel por los extremos. Engrasa el papel con mantequilla.
En un bol mediano combina con ayuda de la batidora eléctrica los ingredientes de la base, hasta que la mezcla parezca arena mojada. No dejes que se convierta en una masa compacta. Coloca esta masa en la base del molde que has preparado presionando con la yema de los dedos hasta cubrir la base completamente. Lleva al congelador durante 15 minutos para que adquiera firmeza.
Hornea hasta que estén dorados, 15-20 min aproximadamente, dependiendo de tu horno. Retira del horno y reserva. Baja la temperatura del horno a 148ºC (300ºF).
Mientras tanto puedes empezar con el relleno. Mezcla en un bol grande el azúcar, la harina y la maizena. Una vez estén bien mezclados añade el zumo de limón y los huevos hasta incorporar completamente. Cuela la mezcla en otro bol. Vierte la mezcla sobre la base crujiente y hornea por 25-30 minutos o hasta que el relleno esté firme y no se mueva al tocarlo. Deja enfriar en una rejilla 15-20 minutos y lleva a la nevera por 2 horas hasta que se asiente.
Una vez estén completamente asentados y fríos los puedes cortar en 16 cuadraditos con un cuchillo afilado. Después de cada corte limpia el cuchillo para que los cortes sean limpios. con ayuda de una espátula pequeña en forma de L retira del molde. Espolvorea con azúcar glass.
Puedes guardarlos en la nevera en un envase hermético durante una semana. Sácalos media hora antes de comerlos para que estén suaves.
¡A comer!



domingo, 1 de julio de 2012

Back to Basics - Cupcakes de Chocolate con Frosting de Vainilla

Hace unas semanas atrás empecé a publicar algunas recetas "básicas" de postres pues me dí cuenta que después de veinti tantas recetas publicadas me faltaban las más simples y comunes. Dentro de esas básicas me ha pasado lo mismo con esta, las cupcakes de chocolate. ¡Debí haber empezado por ellas! 

Esta receta la hago en automático como digo yo, es decir que la podría hacer hasta dormida. Pasa igual que con los brownies, que me he equivocado en el orden de los ingredientes, la he hecho con un poquito menos de harina de la que indica, la he hecho para bizcocho (es la receta que uso para layer cake  - tres capas de 15 cm o 6") y siempre quedan de muerte. 
En mi familia política ya no se pelean por ellos sino que los han convertido en moneda de cambio: te doy una cupcake si haces tal cosa o si quieres que te haga un favor dame una de tus cupcakes... Para todos los cumpleaños, reuniones, etc se esperan estas cupcakes. Cuando llevo algo distinto noto una pequeña decepción al principio que luego se pasa al probar el postre nuevo, pero siempre piden que para la próxima vez lleve las cupcakes.

En esta ocasión las hice con este frosting de vainilla que es la combinación que más me gusta (últimamente, que soy un constante cambio). Puedes ponerle también este de chocolate con leche o el de Nutella.

Os recuerdo que en nuestra página de Facebook vamos publicando cada semana nuestras creaciones en Fondant, tanto de pasteles como de cupcakes. Entra a nuestra página http://www.facebook.com/sweetlolasevilla y recuerda darle "me gusta" al botón arriba a la derecha de tu pantalla.
¡A la cocina!

Cupcakes de Chocolate (Receta de Celebrating Cupcakes and Muffins de Michal Moses)
Ingredientes
355 ml (1 1/2 tz) de leche (preferiblemente entera)
1 1/2 cda de vinagre
113 grs (1/2 tz) de cacao en polvo
120 ml 1(/2 tz) de agua hirviendo
120 grs (1 barra) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
300 grs (1 1/2 tz) de azúcar
2 huevos
2 cdta de extracto de vainilla
300 grs (2 1/2) tz de harina
1 1/2 cdta de bicarbonato de sodio
1/4 cdta de sal

Preparación
Calienta el horno a 180ºC (350ªF). Prepara con cápsulas de papel moldes para 24 cupcakes y reserva.
Añade el vinagre a la leche y deja reposar durante 15 min. aproximadamente.
Mezcla el cacao con el agua hirviendo hasta que el cacao se haya disuelto, deja enfriar.
Tamiza la harina con el bicarbonato de sodio y la sal y reserva para usar posteriormente.
En un bol grande monta la mantequilla con el azúcar, batiendo durante 2-3 minutos o hasta que haya duplicado su volumen. Incorpora la vainilla y sigue batiendo. Añade los huevos uno a uno despegando los bordes. Añade el cacao y continúa batiendo hasta que esté incorporado.
Baja la velocidad de la batidora al mínimo e incorpora la harina en tres golpes, alternando con dos golpes de  la leche, empezando y terminando con la harina. Al incorporar la última parte de harina apaga la batidora eléctrica y termina de mezclar a mano cuidando de no sobrebatir la mezcla.
Rellena los moldes que has preparado con la mezcla, hasta 2/3 de su capacidad. Hornea durante 17 minutos. Déjalos enfriar durante 5 minutos en una rejilla, sacar de los moldes y deja que se enfríen completamente sobre la rejilla antes de cubrir y decorar.

Para el Frosting de Vainilla (Buttercream)
250 grs (2 barras) de mantequilla a temperatura ambiente
460 grs (4 tz) de azúcar glass
2 cdtas. de extracto de vainilla
5 cdas. de leche
Colorante (opcional)

Para hacer el frosting es necesario que la mantequilla esté acremada (textura de pomada), para ello la puedes dejar acremar a temperatura ambiente durante una hora (o media si es un día de calor) o con la batidora de varillas (incluso unos segundos en el microndas, controlando que no se derrita). Tamiza el azúcar glas e incorpora a la mantequilla acremada y lo bate junto con todos los demás ingredientes hasta que se haga una crema suave con textura firme para poder decorar con la manga. Si está muy líquida añade azúcar glas, si está muy sólida añade leche. Si usas colorante lo puedes incorporar en este momento. Decora con la manga o directamente con una espátula. Encima puedes usar fideos de colores, grajeas, non pareils, adornos en fondant o pasta de azúcar. Para las cupcakes de estas fotos usé la boquilla 1M de Wilton haciendo una estrella pequeña.
¡A comer!